El sector pesquero de Motril recibirá más de dos millones de euros para poner en marcha proyectos

FOTO: JAVIER MARTIN

l entrar a la lonja de Motril, con los barcos recién atracados y la subasta de chopitos reclamando la atención, hay dedos arriba en señal de victoria entre los pescadores sentados en las gradas. Se respira felicidad en una tarde cualquiera: dentro de un sector que está en eterno declive, acaba de aparecer un rayito de esperanza. Aunque parezca peculiar, hasta ahora, las subvenciones a la pesca de Motril se gestionaban desde El Padul. Allí, en el interior, había lo que se llama un ‘grupo de desarrollo rural’ que es lo que hay que crear -con una normativa muy concreta- para administrar las ayudas que llegan de Europa. El Ayuntamiento motrileño, a través del área de Pesca, comenzó a trabajar para crear aquí ese tipo de asociación, para que la Junta le diese el visto bueno, y poder decidir a pie de mar qué hacer con el dinero europeo.

Y lo han conseguido. «Estamos muy contentos. Ya han llegado 50.000 euros para ponernos a trazar la estrategia y definir los proyectos. Es un proceso asambleario en el que participan por supuesto los pescadores, expertos y otras empresas y colectivos como Limdeco o Aguas y Servicios. Tenemos dos meses para decidir qué vamos a hacer con esos 2,3 millones de euros que nos ha concedido Europa y que habrá que aprovechar», indicó Alicia Crespo, la tiente de alcalde de Pesca.

Cuenta la concejala que la normativa europea de la pesca viene cada vez más restrictiva y que limitará el arrastre, por lo que es un buen momento «para que el sector se reinvente, se apoye en lo artesanal, surjan ideas novedosas y se cree empleo en los barrios portuarios de Varadero y Santa Adela, que es el objetivo final de estas ayudas».

Para gestionar el dinero de Europa que está a punto de llegar se han creado asociaciones nuevas como la de Pescadores de la Costa Tropical, que reúne a los marineros del sector y Estrella del Mar, que está compuesta por mujeres familiares directas de pescadores. Además se está tramitando otra asociación de Artes Menores.

«Estamos empezando a hablar con la red andaluza de grupos de desarrollo y también tiraremos de la colaboración internacional: portugueses, franceses… todos pueden aportarnos ideas», apuntó Abdelaziz Sbahi, especialista en cultivos marinos y asesor del grupo de desarrollo de pesca de Motril. Éste propone avanzar en el turismo de pesca, en el sector agroalimentario y en lo artesanal, en la transformación del producto, con ideas que no compitan de manera directa con las grandes industrias.

Lonja y aguas limpias

Ignacio López Cabrera, patrón mayor de la Cofradía de pescadores de Motril, reconoce que Aprovalle ha hecho estos años muy buena labor, pero que es buena idea que el grupo de desarrollo esté en la Costa para trabajar de manera más directa. Proyectos que se hayan hecho con el dinero de Europa, en otras convocatorias de ayudas, son la modernización de la lonja -que está digitalizada y esto hace a los pescadores de Motril ser más rápidos y competitivos y que su pescado valga más-, el proyecto aguas limpias, pionero en la limpieza de los fondos marinos por parte de los pescadores, o las visitas turística a la lonja motrileña, que fueron todo un éxito.

«Lo que necesitamos es que se unan empresarios e inviertan en proyectos. Este dinero es para ideas que después habrá que poner en marcha con inversión. Lo importante es que esto nos ayude a crear puestos de trabajo. No queremos pescar más pero sí queremos pescar mejor», explicó Ignacio López Cabrera que siempre ha inculcado la idea de que se necesitan proyectos alternativos para reflotar el sector y para mimar los fondos marinos ya que, como siempre ha insistido, los pescadores son los mayores interesados en el cuidado de la mar. Ahora toca darle forma a las ideas y celebrar la llegada de este empujón económico.

FOTO: JAVIER MARTIN